NONG KHAI (Tailandia)-VIENTIANE-VANG VIENG

HUELLAS TAILANDESAS

(se ha colado pero expresamente)

NONG KHAI

Decidimos hospedarnos una noche en esta pequeña ciudad tailandesa para saber bien cómo cruzar la frontera laosiana y tomarlo con calma. Así que cogimos un bus nocturno desde Bangkok hasta Nong Khai que tardó 10h en llegar (12€/persona).

Previamente habíamos reservado un alojamiento que, según las características del mismo, se encontraba a 1km de la zona centro. Bueno pues no. Estábamos bastante apartados, a 1km más de lo indicado. Llegamos andando a nuestro hostal porque ningún tuk-tuk era capaz de saber dónde estaba. Nos temíamos lo peor y… Llegamos. Unos apartamentitos muy nuevos en una zona super tranquila, Jira Apartment (9$/noche). Agradecimos, por un lado, la calma del sitio. Después de haber conocido muy poquito Tailandia, esa pequeña ciudad parecía fuera de lugar. Por otro lado, estábamos bastante alejados del centro, así que para conocer un poco la zona tuvimos que coger un tuk-tuk que nos llevara al centro y así no achicharrarnos en el intento de llegar hasta allí a pleno sol.

De esta ciudad fronteriza, podemos destacar especialmente, el río Mekong y el paseo contiguo, donde poder apreciar la otra orilla, perteneciente a su país vecino, Laos.
Pero sobretodo, y reiterando lo dicho, puede que la gente de esta zona no esté tan acostumbrada al turismo, puede que la calma y el buenrollismo de Laos se les haya pegado… No sabemos bien. Lo que sí sabemos es que, comparándolo con Bangkok y sus alrededores, la gente es mucho más amigable, más sonriente y más dispuesta.

Desde luego, quedamos contentos con Nong Khai.

img_20170304_184135-01img_20170304_183640-01img_20170304_182946-01img_20170304_182213-01img_20170304_183009-01img_20170304_181430-01img_20170304_201822_865

Al día siguiente, decidimos hacer vía hacia Laos, tal como habíamos previsto. Cogimos un tuk-tuk por 100 THB (2’5€) hasta el Puente de la Amistad (puente que une ambos países). Allí nos dieron el Ok en 5 minutos y pudimos coger un bus por 20 THB (0’5€) que nos cruzaría hasta el puesto fronterizo Laosiano, al otro lado del río Mekong.

HUELLAS LAOSIANAS

Hacer el visado (para 30 días) no nos costó más de 10 minutos (y 35€). Si puedes, paga en dólares, te cobrarán lo mismo, 35$. No pagues en THB ya que te cobrarán 1.500 (40€). Lo dicho, mejor pagar en dólares.

Teóricamente, necesitas 2 fotos de carné. Pese a que las llevábamos bien preparadas, no nos pidieron. No te fies igualmente, no cuesta nada hacérselas.

Millones de tuk-tuks esperan al acecho para invitar a llevarte hasta diferentes localidades laosianas. Conseguimos uno por 150 THB que nos llevó hasta su capital, Vientiane, a 20km.

Conversión de divisas:  8.400 KIP= 1€

VIENTIANE

Llegar a Vientiane después de haber deambulado por gran parte del Sudeste asiático es una grata sorpresa. Sobre todo si te gusta la calma. Es la capital tranquila. O muy tranquila. Con toques claramente afrancesados puesto que fue colonia de este país. Pastelerías, arquitectura, grandes y anchas avenidas… Una gozada dejarse caer al atardecer por el paseo que recorre la ribera del río Mekong, repleto de puestos de comida, bebida y sonrisas.

Lo primero que salta a la vista es que este bello país asiático, el más desconocido y menos transitado de esta parte, es mucho más rural y con menos infraestructura que sus vecinos. Cosa que hace sentirlo más puro y más distante a nuestra realidad.

La ciudad, remanso de paz, es mucho más limpia y ordenada. Hay cantidad de semáforos!!! Y los vehículos los obedecen!!! Algo asombroso aquí.

Los precios, pudiendo parecer lo contrario, no son los más baratos, sino algo más caros que en Tailandia y Camboya. Dado que muchos de sus productos son importados de otro lugares. Aquí hay poca industria. Para que te hagas una idea: una barra de pan (8.000 KIP), una cerveza grande (12.000 KIP), noodles (25.000 KIP), café espresso (15.000 KIP)… Como ves, los precios no son bajos. Sin embargo, puedes recorrer a los puestos callejeros donde ofrecen desde brochetas hasta sándwiches y pancakes bien condimentados por menos de 2€. A su vez, y como en todas partes, también hay grandes lujos gastronómicos. Así que hay para todos los gustos y bolsillos.

En relación a los alojamientos, en Vientiane la calidad-precio, el bueno bonito barato, aquí no funciona. Os daréis cuenta nada más llegar. A precios bajos no hay casi nada. A precios medios sí, pero habitaciones tétricas con baño compartido. Nosotros, tras reservar por internet, en un hostel llamado Backpackers Garden tuvimos que pedir que nos devolvieran el dinero, pues nada se correspondía con la realidad. 12$ por una habitación sin baño, camas duras como rocas, sin mosquiteras y llena de mosquitos… En fin. Así que por ese precio, buscamos otra cosa y nos salió bien. Encontramos, tras varios intentos fallidos, un alojamiento modesto pero con baño privado, por 8$/noche. Quizá aquí, en Laos, es conveniente no reservar antes de llegar al lugar tal como hemos hecho hasta entonces, donde siempre (o casi) salíamos ganando.

Si pasas por la capital laosiana, no te olvides de visitar sus principales atractivos:

  • Wat Si Saket, templo-museo Nacional por 10.000 KIP.

IMG_20170306_113256-01IMG_20170306_113618-01IMG_20170306_114637-01

  • Arco de Triunfo, partiendo una gran avenida, este elemento claramente francés, con detalles budistas, es bastante impresionante y bonito. Se puede subir pagando, como todo, y contemplar las vistas de la ciudad.

IMG_20170306_121344-01IMG_20170306_121255-01IMG_20170306_121531-01

  • Pha That Luang, recinto budista impresionante, con varios templos, un palacio y una estupa, que no pudimos visitar como nos hubiera gustado, pues ir a las 15h no es una buena opción. Recomendamos madrugar para no morir de calor en el intento.

IMG_20170306_134329-01IMG_20170306_134605-01

  • COPE, es la visita indispensable de la ciudad y también de Laos, para entender el país. Centro de rehabilitación de heridos y mutilados de guerra por artefactos explosivos. El centro acoge un pequeño museo en el que se pasan varios documentales explicativos. Es especial, pues al contrario que otros museos de la guerra, morbosos y fatalistas, este es esperanzador y con un toque optimista y constructivo.

Estando en Vientiane, planeamos nuestros próximos pasos. Nuestro siguiente destino iba a ser Van Vieng, ciudad situada a 150 km. El pasaje en bus nos costó 40.000 KIP/persona y tardamos unas 5 horas en llegar. Pese a ser un largo trayecto, las carreteras laosianas no nos dejaron indiferentes. PINCHA AQUÍ PARA VER EL VÍDEO!! Carreteras laosianas

VANG VIENG

Vang Vieng, un pequeño pueblo de paso a Luang Prabang, el principal atractivo del país.

Nos habían hablado súper bien de esta pequeña localidad que se encuentra a los pies de unas impresionantes montañas que ascienden en línia recta, y del río que las atraviesa, donde poder relajarse durante horas.

IMG_20170308_121127-01IMG_20170308_163514-01

Cierto es que es un punto de encuentro entre muchos turistas y se nota en el ambiente y en los servicios que el pueblo ofrece. Sin embargo, no carga. Como en muchos sitios puedes, o no, escapar de la masa, todo dependerá de tus ganas.

Por esta misma cuestión (y también por el precio), nuestro alojamiento se encontraba a las afueras del centro. Eran unos Bungalows, Keosimoon Guest-house, normalitos, por 8$/noche. El problema aquí, en Laos, es que hasta ahora no hemos visto ni una sola mosquitera. Así que tuvimos que instalar la que llevábamos por si las moscas, o por “los mosquitos” (y lo que no son mosquitos).

La comida, como en todas partes, hay para todos los colores y presupuestos. Nosotros optamos por alimentarnos a base de unos tremendos bocadillos por menos de 2€. Aquí en la pizarra podéis ver los precios, para que te hagas una idea.

IMG_20170308_213803-01

En relación a las actividades, las agencias y hostales ofertan varias:

  • Tubbing. Es la más típica de la zona. Se trata de ir descendiendo por el río con un neumático e ir parando por los diferentes bares que lo rodean. Precio: 100.000-120.000 KIP/persona.
  • Kayak. Más de lo mismo, pero se puede hacer en pareja. Los que vimos bajar, iban acompañados de un guía detrás, en el mismo kayak. Precio: 100.000-120.000 KIP/persona.

En ambos casos, se parte desde el Blue Lagoon, famosa laguna azul turquesa que es visitada por cientos de turistas a lo largo del día. Para llegar allí, hay que pagar un peaje de 4.000 KIP/persona, por cruzar un puente.V

  • Visita a Tham Poukham, una cueva cerca del Blue Lagoon. Precio: no sabemos.
  • Paseos en barco motorizado. Como en el caso de los Kayaks, a los que vimos hacerlo, iban en pareja acompañados del conductor/guía. Precio: no sabemos.
  • Paseo en globo aerostático. Salen un par o tres por la mañana a primera hora y por la tarde, a eso de las 5. Precio: 90$/persona.

IMG_20170308_171706.jpg

  • Pasear por el otro lado del río, rodeando sus preciosas montañas, empaparse de sus llanuras y alguna que otra casa típica laosiana, bañarse en el río, sin prisa. Precio: Gratis.
  • En este paseo que va dirección a una cueva no tan conocida, Lusi Cave, existe la opción de subir una de las rocas gigantes por unas escaleritas que te llevan a un mirador. Precio del mirador: 10.000 KIP/persona. Precio de la cueva: 10.000 KIP/persona.

Nosotros escogimos estas dos últimas opciones. Unos baños divertidos y sin prisas en el río y un paseo tranquilo a media tarde, con el fin de llegar a Lusi Cave. Sin embargo, por la hora a la que fuimos, ésta estaba ya cerrada al público.
De todos modos, nos valió la pena elegir estas actividades ya que no gastamos ni un duro, pudimos disfrutar de la naturaleza a nuestras anchas y huímos de los 20 tuk-tuks diarios que salían dirección Blue Lagoon, con cargamentos de flotadores y kayaks.

IMG_20170307_170052-01IMG_20170308_115515-01IMG_20170308_155027-01DCIM177GOPRO

Reconocemos que Vang Vieng nos gustó, sobre todo por sus paisajes y su calma (si la buscas).

PINCHA AQUÍ PARA VER EL VÍDEO!! Vang Vieng, más allá del tubbing.

Allí mismo, pudimos contratar una mini-van esta vez que nos llevaría a nuestro próximo destino: Luang Prabang. Esta vez, nos costó 80.000 KIP/persona. Ir en bus era la opción más barata (en algunas agencias), costaba 2€ menos pero tardaba casi el doble, así que lo descartamos. En la próxima entrada os contamos nuestra siguiente aventura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s