Bangkok-Ayutthaya-Khao Yai-Bangkok

1€ = 37 THB (aprox)

BANGKOK

Llegamos a Bangkok después de un largo viaje en avión sin poder dormir. Cogimos un taxi que nos llevó hasta Kao San Road (calle principal de la capital). Pese a que hubiéramos podido regatear un poco el precio, estábamos tan cansados que nos conformamos con pagar 500 THB. Aun así, estuvimos 1’15h de trayecto. Así que, y comparándolo con Barcelona, ya nos estaba bien.

Depende de cómo lleves el dormir en los aviones, el horario del mismo y el presupuesto del viaje, recomendamos poder reservar alojamiento con antelación para no llegar deambulando por la ciudad, teniendo que buscar un sitio donde poder descansar bueno, bonito y barato. Después, ya recuperarás fuerzas y energías para buscar alojamiento nada más llegar a tus próximos destinos, si así lo prefieres.

Acabamos durmiendo en Thara House. Una guest-house situada muy cerca de la calle principal que nos costó 520 THB/noche. Una habitación doble con baño privado, sin ventanas (casi que mejor porque aun sin tenerlas, por la madrugada se oía follón).

IMG-20170203-WA0009.jpg

La comida en restaurantes rondaba los 400 THB. No obstante, hay puestos callejeros que ofrecen comida a muy buen precio a todas horas. (Según hemos leído en otros blogs, se recomienda comer en la calle más bien por la mañana/mediodía ya que la comida está “recién” hecha, más que por la noche seguro). Nosotros por 30 THB comimos de coña, unos noddles con verduras y pollo.

IMG_20170202_201124-01.jpeg

Gracias a la recomendación de amigos viajeros, nos aconsejaron ir al Seven Eleven, un supermercado que se encuentra en todas las calles de Tailandia. No hace falta preguntar ni buscar mucho. Hay en cada vuelta de la esquina. Allí hay todo tipo de alimentos precocinados variados que para ahorrarse unos dinerillos, van de coña!

Al siguiente día ya nos queríamos ir de Bangkok. Cierto que en ese primer contacto no nos dimos tiempo para conocer más allá de las principales calles preparadas para el turismo. Pero con menos de 24h tuvimos suficiente. Buscábamos calma y alejarnos un poco de las grandes masas y allí no lo podíamos evitar, ya fuera por el turismo o por los mismos habitantes.

Justo delante de la guest-house cogimos un bus local (53) que nos llevó directamente a la estación de tren Hua Lamphong, sin pagar ni un duro. (Resulta que los que son de color rojo/granate y crema son gratuitos).
Allí, pudimos comprar con facilidad un ticket que nos llevaría a Ayutthaya, nuestro próximo destino.

img-20170203-wa0011

El tren salía cada 20′ y el billete en tercera clase nos costó 30 THB/persona. Teóricamente el trayecto duraba 2h pero con el retraso de una hora al principio y demás, llegaron a ser casi cuatro.
Los vendedores no se cortaban un pelo en hacerse notar y pedir a grito pelado que los pasajeros abriéramos paso para que pudieran pasar con sus grandes cestas repletas de comida.
A medida que el tren iba parando en las distintas estaciones, el mismo se iba llenando y al final, el trayecto resultó ser un poco incómodo. Pero por menos de 1 euro, valió la pena.

AYUTTHAYA

Llegamos y estaba lleno de tuk-tuks esperando (medio de transporte privado o colectivo, para 8 personas como máximo). Tienen un mapa preparado para señalarte donde se ubica tu hostal y cuánto te cuesta llegar a él (por cierto, en este mapa sólo aparecen las principales calles y a su manera. Así que no te fies mucho). Si careces de reserva, solo te hace falta cruzar el río con un pequeño bote por 5 THB, y a 200 metros encontrarás la calle principal donde se ubican la mayoría de guest-house, bares y restaurantes destinados a los turistas y viajeros.

Allí fue donde encontramos P.U. Guest-house Ayutthaya, por 500 THB/noche. Pudimos regatear el precio inicial, aunque no fue muy difícil teniendo en cuenta que nos ofrecía una modesta habitación triple con baño privado por 40€.

En cuanto a la comida de los restaurantes, un plato de noddles, para que te hagas una idea, ronda los 60-80 THB. La cerveza, más de lo mismo. En el Seven Eleven, como no?, una botella de agua te vale 7 THB, un sándwich 35 y un paquete de bimbo y otro de “jamón” 60 THB. (Lo comentamos por experiencia).

Justo en la calle que mencionábamos, había diferentes puestos de renta de bicicletas, así que no dudamos en alquilar un par para pasar el día, por tan solo 40 THB/persona. Cabe decir que conducir por allí no fue tan fácil como pensábamos, tanto por el follón de tráfico que había como por el hecho de que conducen en sentido contrario, como los ingleses. Así que más follón todavía.

PINCHA AQUÍ PARA VER EL VÍDEO! Bicicaos en Ayutthaya.

Quisimos ir a visitar Wat Phanan Choeng, donde se ubicaba un grandíssimo Buddha. No pudimos verlo de frente porque había una larga cola de chinos esperando para verlo, así que nos conformamos con verlo por los laterales y la parte de atrás.
La entrada era gratuita. La gente pagaba pero para hacer las ofrendas pertinentes.

IMG_20170129_110500-01.jpeg

También fuimos a visitar Wat Maha That, antiguos templos en ruinas. Si vas por la tarde, podrás apreciar un bello atardecer, donde el sol se pone entre las torres de los pequeños templos de Ayutthaya. Tampoco pagamos entrada.

img_20170129_175541-01

IMG_20170129_182858-01.jpeg

Después de dos noches, donde pudimos reponer fuerzas, nos fuimos dirección PaK Chong. Para ello, justo delante del Seven Eleven de Ayutthaya (la misma calle principal para el turismo, nada que ver con la de Bangkok, por cierto) había una parada de mini-bus que iban en diferentes direcciones. Pagamos 90 THB/persona por un trayecto de 2h pero fuimos mucho más cómodos, evidentemente, que cuando fuimos en tren. Tuvimos que hacer transbordo sin dificultad, ya que la gente se muestra atenta y dispuesta a ayudarte en las indicaciones en este caso, pese a la dificultat del idioma (si nuestro inglés es malo, el suyo mucho peor en la mayoría de casos).
Una vez llegamos a PaK Chong, tuvimos que coger de nuevo otro medio de transporte, en este caso fue una camioneta adaptada, para poder llegar a nuestro próximo destino: Khao Yai.

PINCHA AQUÍ PARA VER EL VÍDEO!! On the road, camino a Khao Yai

KHAO YAI

Llegamos a la zona donde se encuentra el parque Nacional de Khao Yai. En relación calidad-precio la guest-house donde estuvimos, está genial (Garden Lodge Khao Yai). Este nos costó 10$/noche: con buena comida, camas e instalaciones. Pese a estar en medio de la carretera que une PaK Chong y el parque, los apartamentos dan al interior y se está muy tranquilo. El inconveniente es que para llegar al parque “hay que contratar un tour de un día completo” (pero por 40€/persona. Una auténtica burrada que no íbamos a pagar). Por eso, llegados a este punto y por primera vez en el viaje, decidimos ir hacia allí haciendo auto-stop. Para nuestra sorpresa, cogimos varios coches que como máximo nos hicieron esperar no más de 10 minutos.

PINCHA AQUÍ PARA VER EL VÍDEO!! Camino a Khao Yai, haciendo auto-stop

La entrada al parque cuesta 400 THB/persona. En el km 14 de la misma carretera que se adentra en el parque, se encuentra el centro de visitantes donde te ofrecen un mapa de la zona con las posibles rutas a hacer a través de sus paisajes (también llegamos haciendo auto-stop).

Nota importante: en esta jungla tropical habitan grandes animales como osos, leopardos, elefantes, búfalos…
Alerta al adentrarse por él. De los 6 senderos, 3 se pueden hacer por libre. Los otros, solo con guía. No obstante, en todos ellos hay indicios frescos (véase mierdas) de grandes animales. Lo hemos podido ver con nuestros propios ojos.

G0010007-01.jpeg

Dentro del parque también hay un Lodge y dos campings donde alquilan todo el material necesario para acampar. Así lo hicimos la última noche. Alojarse de esta manera es mucho más auténtico y económico. Una tienda, dos esterillas, una manta y el precio de pernocta para dos personas, suma un total de 300 THB.
El camping dispone de un bar con una pequeña despensa para hacerte con lo más básico.

img-20170203-wa0008

Dentro del parque Nacional no existen cajeros, ni cajas de cambio. Así que ves preparado.

Escogimos hacer un tour de noche, un safari. Nos costó 500 THB en total. Podíamos hacerlo hasta 10 personas, así que si consigues a más gente que se una, el safari nocturno te saldrá muy bien de precio. Para nuestra desgracia solo vimos ciervos y civetas. Aunque ya sabíamos que, al tratarse de animales salvajes, no estarían todos preparados para salir a saludar justamente cuando pasáramos. Pero sabemos de gente que ha visto mucha más variedad.

No obstante, y durante la noche en la tienda, nos despertamos con una fuerte respiración a nuestro alrededor. Obviamente, no salimos de ella para comprobar de que se trataba, aunque a través de la ventana, finalmente pudimos apreciar que se trataba de un oso.

PINCHA AQUÍ PARA VER EL VÍDEO!! Khao Yai, the Magic jungle

Después de pasar una noche en el parque nacional, nos dispusimos a ir dirección Ko Chang, una isla que se encuentra cerca de la frontera con Camboya. Para ello, tuvimos que coger una mini-van en Pak Chong que nos llevaría a Bangkok y allí poder hacer transbordo (150 THB/persona).

BANGKOK

Hicimos caso a nuestra guía donde quedaba claramente detallado que la siguiente mini-van teníamos que cogerla en Victory Monument (ATENCIÓN!! Desde finales del año pasado, la terminal de mini-van ha cambiado y ahora se encuentra en la estación de Ekkami, donde salen la mayoría de mini-vans hacia diferentes destinos. Así que asegúrate bien antes de dirigirte hacia Victory Monument ya que queda bastante apartado del centro).
Íbamos con el tiempo justísimo para el transbordo así que, antes no supimos donde teníamos que dirigirnos, ya se hizo tarde. Decidimos pasar dos noches más en Bangkok y poder planear con más calma nuestro próximo paso.

Aprovechando que, la primera vez, no habíamos visitado bien la capital, durante dos días hemos hecho el “turista”.

Vale la pena visitar el gran barrio chino. Auténtico. Hay cientos de paradas hasta bien entrada la noche con puestos de comida, desde sopas, noddles, hasta fritos y mariscos variados. Los precios son muy económicos.

En estos últimos días también hemos ido a visitar dos grandes templos. Por un lado, fuimos a Wat Phra Chetuphon, donde se encuentra el gran Buddha tumbado. Mide unos 48 de largo y 15 de alto. La entrada vale 100 THB/persona y te llevas una botella de agua gratis con la entrada. Todo un detalle.

IMG_20170203_104601-01.jpeg

A unos pocos metros, encontrarás un muelle escondido. Cada 5 minutos aparece un ferry que cruza al otro lado del río (4 THB/persona), donde se encuentra una parte no tan conocida de la ciudad. A la misma altura del gran Buddha, pero al otro lado del río, se encuentra Wat Arun, un precioso y gigantesco templo muy ornamentado que vale la pena visitar, con entrada gratuita.

El Palacio real es otro gran complejo de bellas edificaciones, pero con un precio de entrada de 400 THB/persona, lo cual nos echó para atrás.

PINCHA AQUÍ PARA VER EL VÍDEO!! Bangkok, el caos perfecto.

Así se desarrolla nuestra primera semana de esta gran aventura, en Tailandia. Mañana nos vamos dirección a Camboya. Pronto tendréis más noticias.

Anuncios

2 pensamientos en “Bangkok-Ayutthaya-Khao Yai-Bangkok

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s