Proyectos necesarios en Nepal

La situación social de la población, en línea directa con la economía, es una situación muy complicada y difícil en muchos casos por anteriores sucesos en territorio nepalí, el último de ellos el conflicto armado. Una guerra civil la cual finaliza en el 2006. Hace relativamente poco. (Este texto está escrito antes del terremoto que sacudió el país ahora hace un año).

En la actualidad alrededor de 3,4 millones de nepalíes reciben ayuda alimentaria para poder sobrevivir, debido a que no tienen suficientes ingresos. Además, son insuficientes los centros de salud y faltan medicamentos que sean entregados gratuitamente a la población más pobre.

Es difícil conseguir agua potable y combustible (leña) y el analfabetismo en los adultos alcanza a más del 50% según la zona.

Toda esta realidad hace que Nepal sea uno de los países que más ayuda internacional recibe de diferentes organismos internacionales desde hace varios años.

Las políticas ayudan o benefician a la clase media. No hay medidas para rescatar a la clase más baja de todas que coincide en muchos casos con los intocables. Los sin derechos… Los supervivientes del sistema de castas.

Los niños, como en tantos otros lugares, son allí los más afectados y vulnerables.

El primer día de nuestra estada en Nepal visitamos un orfanato, del que nos habló un amigo antes de partir, al cual íbamos a hacer entrega de bolsas de ropa y para el que compramos 125 kg de arroz, verduras, etc… Pues se mantiene exclusivamente de donaciones particulares.

El último de los días volvimos con la intención de dar a conocer un poquito más aquel proyecto una vez en casa y una vez hubiéramos recopilado la información necesaria para hacerlo. Como ese, hay otros tantos proyectos similares en el país, pues el problema es frecuente. Aquí os dejo un trocito del diario de viaje y de experiencia vivida. Dando a conocer la situación así como las iniciativas necesarias que luchan contra ella.

Para evitar que los niños de familias sin recursos acaben en la calle pidiendo, durmiendo, drogándose, robando o trabajando para familias ricas a cambio de manutención…

Khatiwada Ramesh hace un gran trabajo allí con estos chavales. Gracias por enseñarnos el lugar y como funciona. Si alguien viaja a Nepal y le interesa puede contactar con él.

http://www.myhomekathmandu.org/

Fragmento del diario de viaje de Nepal10403843_10152866485344063_6602689660508958356_o

Se encuentra en el distrito de Basundhara. Llegamos cerca del orfanato que está ubicado en una de las callejuelas del barrio. El camino es de tierra y hace pendiente. La casa, de alquiler, ocupa un terreno amplio, tiene tres pisos, un patio generoso y un pequeño huerto donde crece una espesa enredadera.

Nos recibe su director, el cual ya conocimos el primero de los días aquí y nos conduce hacia el salón principal de la casa; ahí nos encontramos con el grupo de niños y niñas. La casa alberga 17 niñas y 5 niños.

Les traemos una bolsa de tela llena de lápices de colores y un fajo de hojas de papel. Repartimos el material entre el grupo de niños que entusiasmados se ponen a dibujar; unos, a un lado del comedor, estirados por el suelo enmoquetado; otros, al lado contrario, encima de una mesa que hay en este espacio.

Subimos las escaleras que hay frente a nosotros, que conducen a los pisos superiores, mientras el responsable del proyecto nos muestra el edificio y sus compartimentos.
Las habitaciones, con literas de madera, donde duermen los niños; unas de las cuales son destinadas para los niños de menor edad, y otras, para los mayores.OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tiene un almacén. Una cocina. Un comedor. Una zona de estudio. Y en el piso superior está la oficina donde trabajan y gestionan el proyecto del orfanato, el director, su mujer y su hijo.

El proyecto lleva en funcionamiento 8 años. Los niños son atendidos por tres cuidadoras, que conviven con ellos, cuando éstos llegan del colegio y por las noches. Hacen la función simbólica de madres. Y también se ocupan de mantener la limpieza de la casa.

El límite de edad para que los niños puedan residir en la casa es de 18 años; a esa edad abandonan el orfanato y se ponen a trabajar. El orfanato hace lo posible para situar y orientar a sus muchachos.
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La circunstancia general de los niños que llegan a la casa, suele ser de familias con escasos recursos económicos que no pueden mantener su número de hijos. Las familias con más poder monetario contratan los hijos de las familias pobres para que trabajen para ellos; de esta forma, la familia pobre, se ahorra tener que alimentar una boca más. Los niños suelen empezar a trabajar a muy corta edad y se encargan de la limpieza del hogar de las familias más adineradas. Muchos son carne de cañón de las calles, las drogas y la mendicidad.

Las ayudas que impulsan el proyecto del orfanato son donaciones que llegan por la acción desinteresada de personas que actúan a título individual. Aunque han intentado alguna vez conseguir fondos a partir de otras organizaciones, es una vía infructuosa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un proyecto que nos comenta ha tenido buena acogida, y está dando buenos resultados, es la creación de una escuela de cocina, Escuela de cocina Mitho Cha, en la cual forman a futuros cocineros y camareros para que trabajen en el sector de la hostelería. Otro proyecto que nos recuerda funcionó notablemente fue el destinado a la ayuda de mujeres viudas, en el cual participaron 12 mujeres que fueron formadas para integrarse laboralmente como servicio de limpieza para hoteles. Las mujeres viudas no son bien acogidas socialmente y no pueden volverse a casar. Una de las cuidadoras del orfanato es viuda, con dos hijos, ayuda en las tareas de limpieza de la casa y cuidado de los niños. Se quedó viuda a los 19 años y no tenía ninguna oportunidad.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Trabajó como obrera en una construcción, mientras mantenía a sus dos hijos, a los cuales tenía que llevárselos a su jornada de trabajo; el trabajo no le daba ninguna estabilidad, y no le proporcionaba la ganancia suficiente para mantener a su reducido núcleo familiar. Con el proyecto del orfanato, ha conseguido un lugar donde vivir, con un trabajo asegurado, y propinas mensuales.

Charlamos distendidamente con el director del orfanato, en su oficina, sobre otros temas del país como la política, la pobreza, la sociedad, la educación y la contaminación mientras tomamos té alrededor de una pequeña mesa. Nos explica que se realizó una campaña de limpieza en un tramo del río a cargo de jóvenes desempleados, organizado por el gobierno. La implicación de la ciudadanía en estos asuntos es muy importante para el país y para su futuro. Hablamos sobre los niños de la calle, los hemos visto días antes durmiendo sobre cartones.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hay aquellos quienes no tienen familia y están permanentemente viviendo en la calle; y hay otros cuyas familias no tienen recursos económicos y sus padres les obligan a mendigar por las calles. Nos comenta. 
La tarde va declinando. La habitación queda oscurecida tenuemente. Desde una de las ventanas cercanas se observa el cielo anaranjado con alargadas nubes azul marino. Nos acabamos el té y bajamos hacia el comedor donde algunos de los niños aún están entretenidos con sus dibujos.

Unas cuantas niñas se arremolinan observando absortas y embelesadas a una de sus compañeras que está copiando concentradamente en su hoja la imagen de una divinidad hindú que aparece en un calendario. Tres niños corretean por la sala haciendo botar una pelota. En la cocina una de las cuidadoras está preparando la cena en una gran olla metálica que humea en un hornillo. Vamos recibiendo los dibujos acabados de manos de los niños, que nos miran con curiosidad, y nos sonríen tímida pero amigablemente.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Guardamos los dibujos, hacemos las últimas fotografías y nos dirigimos hacia la salida. Todos los dibujos transmiten ilusión y alegría. En el patio de entrada a la casa, los niños y niñas organizan un pequeño partido de fútbol. Nos enfrascamos en el juego y formamos nuestros equipos. La pelota va rebotando arriba y abajo. Los chavales dan enérgicas patadas al balón; a nosotros ya se nos enredan las piernas fatigadas después de mucho andar por el país donde los extremos se tocan.
Nos despedimos, finalmente, con toda la pena del mundo, con la banda sonora de la alegría de los chavales del orfanato. Su felicidad y, por supuesto, su suerte.

—————————————————————————————————————————-

Para contactar directamente:

http://www.myhomekathmandu.org/

Agradecer a Ramesh y a los suyos el trato recibido, por las explicaciones y por la iniciativa tan necesaria que desarrollan en el país.

Y a todos aquellos que se interesen en acercarse, informarse o contactar para ayudar en la medida de lo posible.

Gracias.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

10498630_10152866487974063_8670957063142830296_o

1961020_10152866488239063_6540252243114775716_o-001

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s